miércoles, 9 de enero de 2013

Crónica I Duatlón Cross Villa de Carranque, por Carlos

Por la mañana muy temprano, cuanto se ponen las calles a eso de las 6 A.M., me levanto con mas ganas que otros días y desayunó muy fuerte, que me iba a hacer falta. Empiezo a cargar el hierro y los demás enseres y me dispongo a coger carretera con una niebla y un frío que daba miedo. 

A las 8 A.M. llego a la organización del evento, recojo el dorsal, la placa y el chip y comienzo mi aventura en mi primer ducross algo impensable para mi ya que no había competido en MTB nunca y mi bici no es la 1ª maravilla del mundo. A las 10 de la mañana en UN pueblecito lindando con la Comunidad de Madrid, se da cita la I Duatlón Cross Villa de Carranque con un primer tramo de 5 km. a pie por asfalto, me uno al grupo de cabeza, siguiendo las indicaciones de “EL GRAN ISMAEL” aprieto los dientes y los sigo a duras penas los 2000 primeros bajando, cuando empezamos a subir y a llanear empiezo a sentirme mas cómodo y el grupo se rompe, ya solo quedamos 6, y sigo cómodo y con ganas de apretar el ritmo pero sigo con ellos y llego a la primera transición , completándolo en 18:05. 

Carlos A-bloke por las calles de Carranque
Llego a la transición con muchas fuerzas y ganas de montarme en mi hierro y allá que voy! Salgo echando chispas y aprovechando el poco tramo de asfalto que hay para coger la mayor velocidad posible. Los caminos con una dificultad alta bajadas larguísimas y muy técnicas donde prácticamente entraba la rueda, con un piso muy inestable, arcilloso, con graba suelta y ¡¡¡¡pum!!! Esquivo una rodada y meto la rueda delantera en un agujero que me lanza por orejas, una ostia que me limita todo el segundo sector y del que consigo medio recuperar algo de tiempo en las posteriores subidas y el paso por el río donde empiezo a encontrarme otros corredores atrancados a los que puedo pasar a duras penas haciendo campo a través y saliéndome del carril. 
Zona de transición

Carlos en bici, lástima la caída
Pasada esa mala fase se abre el camino y empiezo a sentirme mas cómodo y llegando de nuevo al pueblo donde me espera la siguiente transición. Esta transición la temía ya que el circuito de MTB había sido duro y no sabia como iba a ser el cambio muscular, cambio que llevaba entrenando un mes sobre la estática y la bicicleta de carretera y la ultima semana con la MTB. 


Con las manos heladas y empapadas lo paso fatal para quitarme las zapatillas de MTB y ponerme las de correr, incapaz de quitarme el micronetico y me las arranco literalmente del pie,. Empiezo el tercer sector apretando todo lo que mis piernas me daban, solo pensaba en seguir el ritmo y no decaer no obstante pasaba a otros corredores , eso me daba aun mas ánimos . Acabo este ultimo parando el crono en 1 hora 10 min. 

Entrada a meta, con muy buenas sensaciones
Muy contento y con ganas de volver y quitarme la espinita de la caída sabiendo que puedo hacerlo mejor. 

Nota de la organización 10.   Recomendable 100%