martes, 11 de diciembre de 2012

ALCOHOL DE ROMERO, POR CENTRO DAVÓ




Propiedades del Alcohol de Romero:

     El alcohol de romero es un efectivo remedio tradicional contra agujetas, calambres, dolores musculares o de articulaciones provocados por esfuerzos excesivo o prolongados, lumbalgias, molestias en general provocadas por las corrientes de aire, frío o excesiva exposición a la humedad, dolores reumáticos, neuralgias, ciáticas, esguinces, distensiones o moratones. Además, las friegas con alcohol de romero ayudan a entrar en calor, ya que esta planta estimula la circulación. Por otro lado, siendo ligeramente antiséptica, mejora el estado de heridas o pequeñas llagas que podamos tener en la epidermis.
No obstante, hay que indicar que, a veces, en algunos individuos puede provocar un aumento de la temperatura en la zona afectada, enrojecimiento e irritación cutánea. Además, si por cualquier motivo tenéis la piel demasiado reseca, no os convendrá usar el alcohol, que reseca y cuartea aún más. En estos casos conviene aplicar el romero mediante infusión. Por ejemplo, podéis relajar vuestros músculos añadiendo al baño una decocción preparada con 1 litro de agua y un puñado de romero seco. Este baño debería durar uno 20 minutos. En caso de pies doloridos por largas caminatas pero que tiendan a agrietarse, podemos aplicar una infusión de 50 gr de romero y 50 gr de salvia, en la que mantendremos los pies en remojo durante unos 20 minutos. Esto no sólo hará que nuestros pies descansen, sino que los deshinchará.
El alcohol de romero  lo podéis encontrar  en cualquier farmacia sin receta médica (incluso en muchos supermercados). No obstante, también es muy fácil de preparar en casa. Existen varias recetas, nosotros os daremos una muy sencilla:
  • Basta llenar un tarro con romero fresco troceado y cubrir la planta con aguardiente de calidad. Esta mezcla se mantiene en un lugar oscuro durante unos 15 días, tras los cuales se filtra y embotella.