jueves, 26 de julio de 2012

CRÓNICA CARRERA ROCK AND RUN 2012. SAN LORENZO DEL ESCORIAL. 14 DE JULIO DE 2012, por D.Arias

Esta carrera la vamos a marcar en nuestro calendario de preferidas. Por el ambiente, por el buen rollo, por la música, por la animación, por el lugar, por la dureza del recorrido... bueno a esto último las piernas no están, en absoluto, de acuerdo. La verdad es que Manu y yo no nos imaginábamos tal espectáculo. Y nos gustó, repetiremos seguro. Llegamos allí una hora antes de la carrera; como siempre dice nuestro coordinador de eventos, Manu, es importante anticiparse ante cualquier imprevisto y hay que levantarse si hace falta a las 6 de la mañana. Este no era el caso puesto que se trataba de una competición que empezaba a las 21:00 h. de la noche. En un lugar mágico como es San Lorenzo del Escorial, con el Monasterio allí mismo, en la famosa Calle Juan de Borbón y Battenberg, empezaba esta magnífica carrera.


Manu y D.Arias con el gran Isma
A ritmo de guitarras recorrimos los primeros metros, y cómo sonaban! Pronto empezaron los repechitos y las tachuelas y las cuestecillas esas típicas de este pueblo empinado y claro... ya iba la patata a 100. Alguno se preguntaba si habiamos llegado ya a la “Rompecorazones” Para nada, “no te preocupes que cuando llegues lo vas a notar enseguida”, se decía. Y llegó la rampita, vaya si llegó! Se puede decir que es como un muro, de repente la gente deja de correr y empieza a caminar (o incluso a escalar, me pareció ver a Alice Cooper que escalaba) el caso es que el flato hizo acto de presencia en mi maltrecho cuerpo (estoy de lo mío..) y fui de los que caminó, para coger aire. Eso sí subí A-bloke, adelanté a varios corredores y me vine arriba. Los ánimos del público, especialmente los de nuestros amigos y familiares, nos avivaba como el viento al fuego, y sacábamos fuerzas de donde probablemente apenas ya quedaban. Se veía el final de la subida.. más rock, se presagiaba el fin de la agonía..pero no, falsa alarma! Era un giro a la izquierda, falso llano y vuelta a subir. Esto no acababa nunca, se hacía largo. Finalmente recuperamos el aliento al ver la alfombra que indicaba el “final de trayecto” (esta carrera tiene también una clasificación de este tramo Rompecorazones) fue entonces cuando en la vertiginosa bajada las piernas dijeron: “suave”. Muscularmente había sido muy exigente la “Rompecorazones” y ahora tocaba lanzarse A-bloke pero con precauciones. Aquí me dije, ahora que viene lo fácil vamos a agotar las fuerzas que queden y entonces tiré con el resto (ya sin flato claro) Después, más rock, la meta estaba cerca, se oía al público gritar, la música más potente y vi el arco de llegada de esta dura pero bonita carrera. Luego nos dieron la bolsa del corredor en la que, todo hay que decirlo, echamos de menos más nutrientes y sales, aunque la camiseta es un puntazo, eso sí. Menos mal que luego repusimos fuerzas con algo un poco más contundente: carnaza. En definitiva, pasamos un buen rato, nos divertimos y trataremos de ir más Hostinianos el año próximo. 

En definitiva, pasamos un buen rato, nos divertimos y trataremos de ir más Hostinianos el año próximo.

Manu, iba A-bloke, aquí fue donde atacó
Damos las gracias a nuestros familiares y amigos por los ánimos, fotos, etc... etc... etc... que nos brindaron. Es una carrera en la que se agradece especialmente el apoyo en la gran subida (Aquí Manu recibió el “empuje” de Isma, que le llevó en volandas hasta casi el final del risco...)

Los ultrafondistas, con el grupo de animación,
logística y fotografía. Que grandes!