miércoles, 23 de mayo de 2012

Crónica Duatlón de Coslada, por Julio


Oigo una suave voz que dice -Papá,papá- y al abrir los ojos me encuentro la sonrisa de mi pequeña, no sé ni donde estoy, ni qué hora es, ni nada.. Hasta que ya me centro, miro el reloj y coño! SON LAS 9:00, joder que tengo que irme hasta Coslada, al duatlón no me da tiempo, dudo que hacer, las birras que tan bien me sentaron la noche anterior están pasando factura en mi cabeza, mi mujer se despierta con un -¿qué te pasa, por qué gritas? Tras un pequeño intercambio de palabras mañanero decidimos irnos los tres a Coslada a ver que pasa y sobre todo para ver si llego a inscribirme.

Meto todo super rápido en el coche, casi sin tiempo para desayunar, que estrés por dios, ya la familia Telerín al completo nos dirijimos para la prueba, cuando a unos diez minutos de salir de casa se me enciende la bombilla. ¨El casco¨ ala de vuelta a los corrales, mas nervios todavía -no llego ni de coña,- M-40 escopetao, la Picasso saltando chispas y por fin en mi destino, seguimos con las prisas, hasta que por fin me inscribo, no me relajo! Ritual de colocación en boxes y a medio calentar.

Julio, tras finalizar el Duatlón, que calooooor!


Venga!  a disfrutar de la prueba. Me coloco en linea de salida, y con un grito de Ya comienza la carrera. Son 3 km, dos vueltas a un circuito de 1,5 km. Salimos un grupo de unos 20 corredores, pero uno de ellos se va alejando considerablemente "que tio este no hay quien lo coja." Antes de llegar al final de la primera vuelta el grupo ya está estirado, yo me quedo cortado entre el primer grupo de 14 corredores y otros tres que viene por detrás. A pesar de las cervezas encuentro un ritmo ligero y cómodo, continuo toda la segunda vuelta yo solo hasta el tramo final donde uno de los perseguidores me adelanta casi al entrar en la zona de transición.

Como una flecha cojo la bici, eran tres vueltas a un circuito de 4Km. Aquí no daba tiempo para aburrirse, tuvimos de todo: ligeras pendientes para arriba, bajadas buenas donde perdí bastante tiempo por mi gran valentía para bajar (cagón..), la primera vuelta la hago casi solo, veo de lejos al que va por delante mía, pero ni rastro de quien llevo más atrás. Antes de finalizar la segunda vuelta comienzo a doblar participantes, sino recuerdo mal creo que fueron 4 los doblados. A mitad de la tercera vuelta veo un maillot rojo que se va acercando, creo que no me pilla, pero estoy equivocado... al terminar la bajada que hay le tengo pasándome, intento seguirlo pero no puedo.

Ultima transición, dejamos la bike y a por los últimos km a pie ya lo tengo todo hecho.

De esta carrera me llevo mi 16º puesto, que estoy supermega orgulloso y contento y que sino pago antes no soy nada formal para ir a la carrera.

Por cierto la mañana no fue calurosa, fue lo siguiente! Joder, había que ir buscando la sombra como perros.