miércoles, 9 de noviembre de 2011

CRÓNICA MEDIA MARATON DE MONTAÑA DE SOMOSIERRA por SERGIO


Aventura en la montaña

Hará un mes Jorge me comentó si nos apuntábamos a una carrerita en la montaña… me dije tiene que molar correr por la sierra … y así lo hicimos.

Sergio
Fueron pasando los días hasta que llegó el pasado domingo. Ambos nos vimos de camino a Somosierra con ropa de invierno, verano, entre tiempo… ya sabéis “por si”… Después de la horita de camino, llegamos al puerto y al bajarnos del coche nuestras caras hablaron sin decir palabra… “coño que frío!!!!”DONDE ESTÁN LOS 8 GRADOS QUE DECÍA MALDONADO!!!!

Después de esperar para recoger el dorsal y comprobar que el look iba ser el de invierno, nos fuimos a cambiarnos, estirar un poquito y a la salida. A ambos nos llamó la atención la media tan elevada de edad de los participantes y alto porcentaje de participación femenina. Pistoletazo y empezamos a trotar a (1800m de altura aprox el super GPS de Jorge no falla), pasamos la línea de salida y la primera rampa… eso si asfaltadita. A los pocos metros se acaba el asfalto (la pendiente no ) y empezamos con piedras, barro, mierdas de vacas, … etc.

Poco a poco vamos adelantando hasta que llegamos a la primera pared, una rampa del 30 o 40% de desnivel que, junto con la sensación de falta de Oxígeno, me obliga a empezar a andar. Durante estos tramos hablamos con otros participantes, hacemos unas fotillos,…

Sergio y Jorge antes de la salida
Tras un falso llano entramos en la espesura de la niebla… vamos que no veías a 3 metros y Jorge me dice “km 5 quedará poco para la subida fuerte”. Efectivamente, giramos a la izquierda y empieza “el muro”. Una rampa eterna entre piedras en la que voy pensando… espero que no tengamos que bajar por aquí… se oyen gritos de “cuanto falta”, “ me duele todo”, “esto no era llano”… y Jorge dice que nos quedan 200m de ascensión todavía. Seguimos escalando y  de repente se oye “ya está”” toma, toma”. Justo al final de la rampa estaba el primer avituallamiento… con DONUTS!!!! (solo faltaron de chocolate fondant) Como era de esperar, nos paramos a disfrutar del momento, pero el garmin de Jorge me fastidia el último mordisco del donuts, nos chiva que aún nos queda por subir.
Traguito de agua para pasar el donuts y arrancamos nuevamente. No hacemos ni 20 metros y otra vez el muro, otra vez un desnivel de 45/50 grados. Empiezo a pensar seriamente en parar de andar o en subir a gatas… sin duda el tramo más duro de toda la carrera.
Al finalizar esta subida se acaba el camino. Llegamos a la cumbre de las 3 provincias guiándonos  por las marcas en el suelo de la organización. La niebla se espesa aún más, el aire sopla con mucha fuerza y la sensación es que entramos en estado de congelación… con 2 mangas, guantes, gorro y cortavientos.
Llegamos a la cumbre y otro avituallamiento, esta vez galletitas de chocolate, frutita, barritas… solo nos faltó un caldito. En este punto aprovechamos para pararnos a comer tranquilamente cobijándonos detrás de una piedra de la ventisca, fotitos, charla con participantes, traguito de agua y a continuar.
Empezamos a bajar. Jorge va delante y veo que va pegándose contra el aire para mantenerse en una dirección … muchacho que te lleva el viento!!!! Métete unas piedras en los bolsillos!!!
Sergio y Jorge entre la niebla
En la bajada, la sensación de frío aumenta y las piernas empiezan a conocer la dureza de las bajadas tan pronunciadas. Vamos más pendientes de mantener el equilibrio que de avanzar.

Nada más terminar la bajada principal, entramos en un tramo de continuos toboganes en el que intentamos mantener un ritmo constante que nos permite avanzar bastantes posiciones, adelantando a la primera chica.
Continuamos descendiendo, saliendo de la niebla y entrando en una zona arbolada que nos protege del viento. KM 15 y llevamos 1:45 min aprox de competición. Mis gemelos ya son piedras y en cada repecho tengo la sensación que se me van a subir. Jorge empieza a notar al bajar que le tira el bíceps femoral pero vamos aguantando como jabatos.
llegamos a la zona por la que hemos iniciado la carrera y realmente conocemos lo que nos queda, mis gemelos no aguantan más y cuando llegan cuestas las tengo que hacer andando, pero la mayoría del terreno ahora es en descenso y me voy dejando caer.
Jorge
Saltamos los últimos charquitos y pedruscos para encaminarnos a la línea de meta. Una vez en meta… a reponer!!! Embutido, fruta, empanada, vino, cerveza, un caldito… así se entra en calor, que tomen nota otros organizadores.
 Al final 22km por la montaña en 2h18min, sin presiones de ritmos, de clasificación  ni de nada. Simplemente disfrutando de una aventura, toda una aventura.
Me gustó mucho el tipo de carrera, el ambiente, la organización y el respeto por el medio natural de todos los participantes, tanto en la competición como en la organización.
Por ponerle un pero, faltó un poco de información sobre los puntos km por los que transitabas.

Después de toda esta chapa que os he soltado solo me queda agradecer a Jorge que no me abandonara en la niebla  y recomendárosla a todos.