miércoles, 23 de noviembre de 2011

CRONICA CARRERA BBVA por KICO


“La liebre salta cuando menos te lo esperas”, y que cierto es.

El sábado por la mañana salí a rodar un poco con la bici de carretera con Alberto, no hicimos mucho, yo 45 km con un par de subiditas… pero no me encontraba bien, tenia el estomago revuelto y ganas de devolver. Según pasaba el día esta sensación no cesaba, al revés se iba incrementando hasta llegar al punto de por la noche no cenar y llegar a plantearme no ir a la carrera, “a ver mañana como estoy…”

Kico
A las 6:00 sonó el despertador, me encontraba mejor, seguía con una sensación extraña en el estomago, pero notaba mejora. No desayune mucho por miedo a lo que pudiera pasar. Las rutinas de siempre… sacar a la perra, visita al baño, revisar las cosas que me tenia que llevar, visita al baño, ¿hará calor?... la hora de irse, “parece que no estoy muy mal”.

Al coche y camino al Retiro, decido aparcar en la meta y subir en metro hasta Nuevos Ministerios, de camino a la parada me encuentro con los Silva que acababan de llegar en moto, tras cambiarse y atar la moto con una cantidad de cadenas y candados que ni el Gran Houdini habría conseguido escaparse nos vamos al metro. El camino a la meta os podéis imaginar… que si Cesar es un tal, que si Alberto un pascual, que si Emilio se va a quedar sin chándal… Al final llegamos a Nuevos Ministerios a las 8:25, y yo quería dejar unas cosillas en el ropero… mientras Isma y Manu van a recoger el chip y buscar a los Arias y a Julio que nos esperaban por  allí yo me doy  mi primera carrera… al ropero, llego por los pelos. Segunda carrera, a los chip, saludo al personal, me coloco el artilugio y tras hacer un “poquito” de pis a la salida que ya son 8:50.

Nos vamos haciendo hueco y nos ponemos por el principio. Sin calentar. En el mogollón y con más de 11.000 personas por detrás de nosotros… ponemos los cronómetros, y tras consultar las intenciones de cada uno comento a mis compañeros que yo “intentaría” bajar de 43… PUMMM salida y todos corriendo. A los Silva los perdemos enseguida y nosotros (Julio, Cesar y el menda) nos dejamos arrastrar por la marabunta, además como es cuesta abajo parece más fácil.

Km 1, miro el crono 4:00, pienso “ya la estoy cagando como siempre con esa manía mía de empezar más fuerte…”,  pero miro a mi lado y veo a Julio así que pienso “esto está mal medido, y además es cuesta bajo, ya me regularé yo solito”.

Julio
Km 2, crono 7:50 “pero que coño esto haciendo”, si parezco Emilio preparándose las oposiciones… que esto son 10 km… “bueno, ya me calmaré y me acordaré de estas tontunas…”  además miro y ya no vea a Julio.

Km 3, crono 12:00 “bueno parece que ya me voy a mi sitio…”.

Km 4, “¿Cuánto llevamos?” me pregunta un compi “16:01” la cosa se estaba poniendo seria, estaba en ritmo de 40 min, pero cuánto duraría…Yo sigo a lo mío, llevaba un ritmo bueno y hasta ahora el  circuito no había sido exigente.

Km 5, crono 20:06… empiezo a preocuparme y me acuerdo de la carrera del Niño Jesús (18:09)… a lo mejor sí que estaban bien medidos los 5 km… me centro en lo mío y empiezo a centrarme, podría darle un buen susto al crono si aguanto… llegamos a Atocho y algo falla, se me está haciendo muy largo es km 6, empezamos a subir y veo a lo lejos el km 7.

Km  7 el crono marcaba 28:20, el tiempo iba muy bien y con posibilidades de hacer un muy buen tiempo, pero las fuerzas empezaban a flaquear y me empezaron a entrar las dudas… además llegaba la parte más dura, la subida del Ángel. Entro en la Retiro, y no “puedor….” Iba demasiado acelerado, decido “parar un poco” y subo unos metros andando, cuando parece que he bajado pulsaciones continuamos, a lo alto se ven los corredores que vuelven de la primera “U” del circuito “corono” y veo a los Silva al otro lado de la valla, la cosa no va muy mal

Km 8, 32 alto. Doy la vuelta a la valla y a descansar un poquito que tocaba llanear y luego venia un repechito. “Kicooooo” al otro lado de la valla Julio me anima, yo ya veo más bien poco. Cuesta abajo y otra vez para arriba. Más dudas sobre el ritmo de la carrera, la cosa se ponía muy malita…

Dani Arias
Km 9, 37:35. Junto al lago otra “U” y a encarar el ultimo km. Batalla cuerpo mente, estoy fundido y el repechito me esta matando… “para”, “aguanta que ya estás en meta”, “para”, “aguanta que ya estás en meta”… miro al frente y veo la última curva, pero… “no me jodas que queda otra “U”…” me daba la sensación que la gente en lugar de dirigirse a  meta alargaban el circuito. Un jarro de agua fría, pero hay que aguantar… según me acerco a la curva me doy cuenta que los que bajan son los de 5km… subidón miro el crono y 40:20… estamos dentro de tiempo. Intento sacar todo lo que me queda y…. 41:49

Muy contento y muy fundido… no veo a los Silva por allí y me quedo a ver quién va llegando, aparece Julio y al rato D. Arias. Vamos a por agua… y en busca de Cesar. Los Silva ya se habían ido a sus tareas. Fotito y casa a disfrutar de lo conseguido.