jueves, 6 de octubre de 2011

DUCROSS BOADILLA DEL MONTE por KICO


Tenía muchas ganas de volver a hacer un ducross, pero es cierto que en esta ocasión no iba tan entrenado. Un constipado que ni se queda ni se va, y los líos de un padre trabajador, me impiden entrenar todo lo que quisiera, pero esto le da un poquito de emoción.

El lugar donde se celebraba me sonaba de mi etapa de baloncestista, y tras cargar el coche, puse rumbo a Boadilla del Monte. Estaba donde lo recordaba. Un club privado en el que no faltaba de nada, pero como mi intención no era la de apuntarme, si no la de correr … pues a por mí dorsal, y al lio.

Momento bici
Me enfundé la elástica, y con el material me dirigí hacia la zona de transición, coloque el material y tras hacer las preguntas pertinentes sobre el circuito me dirigí a recorrerlo mientras calentaba.

Se trataba de un circuito con muchos sube y baja, con un terreno muy irregular y que discurría por bonito entrono rodeado de arboles. Resumiento durito… ya faltaba poco para la salida y comprobé de nuevo el material,  como era de esperar, me habían descolocado todo, así que de nuevo a colocar bici, casco, calas… último trago de agua y a la salida.

La intención era salir conservador, para no pagar la inactividad, y luego si sobraban fuerzas, apretar. Pero eso eran las intenciones, el primer sector me lo tome con calma los 6 k los hice en 28:22 (4:44 min/km) haciendo el puesto 177. Una transición rápida y con la bici, el principio era el mismo que en primer sector y comencé fuerte, me encontraba bien y apreté lo que puede. El circuito eran 16 km y a parte de los continuos sube y baja era bastante técnico, muchas curvas rápidas, el terreno… pero me lo estaba pasando bien, y además estaba adelantando a gente, que eso siempre da moral. Todo iba más o menos bien hasta que a falta de unos 3 km en una V se monta una montonera, freno antes, y cuando parece que se a despejado me “tiro”, y cuando parece que ya salgo frenan justo delante de mi… y al suelo, y para más inri, se me sube el gemelo. Me rehago pero con molestias, como quedaba poquito para terminar el sector decido bajar un poquito el ritmo para no forzar.

Dejo la bici (41:49 min), zapatillas puestas y a correr, estaba un poco fundido pero ya “solo” quedaban 3 km, en la primera cuesta me tengo que para, el gemelo… estiro y continuamos. Con mucho sufrimiento continuamos, y en la siguiente cuesta tengo que volver a parar, el gemelo de nuevo, acompañado de malos pensamientos que me rondan la cabeza… pero me rehago y continuo, además y para redondear la cosa, por si faltaba algo viene mi amigo “el flato” conmigo. Como veía que ya pillaba plaza para Londres 2012, decidí poner en práctica una técnica que había leído para combatirlo, total perder un par de minutillos más no importaba… disminuir el ritmo hasta ir andando, inclinar el cuerpo un poco hacia adelante, y presionar el diafragma  con la mano en el lugar donde nos duele mientras vamos aumentando suavemente el ritmo, hasta que nos deja de doler y volvemos a lo nuestro… coño que funciona!!!

Entrando a meta tras el sprint final
Me puse a lo mío, ya solo faltaban unos 600 metros y me habían adelantado otros dos, intento seguirlos a corta distancia, con la intención de dejarme la piel  en la meta, a ver si los alcanzo… uno de ellos coge unos metros de ventaja, pero ya se divisa la meta, calculo… ahora!!!! Lanzo mi famoso y mortal ataque a falta de unos 250 m el que tengo primero lo supero sin problemas, pero el otro ya está cerca de la meta… un último esfuerzo…. AAAAAAAAHHHHHH!!!!! Y poquitos metros antes del arco de meto lo adelanto, este tipo de cosas, el sacar fuerzas de donde no las hay cuando vas fundido dan mucha moral. Entro en la meta y empiezo a buscar aire, el sprint me ha dejado sin oxigeno, tras unos minutos de recuperación ya estoy listo para el avituallamiento… fruta, bocadillos, dulces, liquido, glucosa…

Recogemos cuando nos dejan, hubo un valiente que se atrevió a hacer el sector de bici con una plegable y nos tuvo allí esperando un buen rato hasta que termino el sector.

Resumiendo, y como dice Manu, esto no tiene secreto, es entrenar, entrenar y entrenar… y como se nota cuando no haces los deberes.