jueves, 21 de julio de 2011

MARCHA 100KM-24H. TERCER RELEVO. José Luis Medina 12/6/2011


Todo comenzaba cuando finalizaron el segundo relevo de la marcha compuesto (y a la vez descompuestos) por Cesar e Ismael. El tercer y último relevo se produjo alrededor de la 1 y 15 de la mañana en el polideportivo Dehesa Royal en San Sebastian de los Reyes y donde allí comenzaba mi estreno en el club y en este tipo de pruebas, un duro reto que con ilusión confianza y superación lo afronte de la mejor manera. Me esperaban 27 Km. muy buenos que desde el principio se iban a desarrollar en una noche larga. Allí salimos del avituallamiento sobre las dos y cuarto de la mañana Juan, el primo de Ismael, un compañero suyo y yo que les conocí allí, haciendo los primeros kilómetros  con ellos andando a un buen ritmo para aclimatar la musculatura de las piernas a esas condiciones, cuando en el kilómetro 5 me despegue del grupo para continuar corriendo por el camino que me llevaba hasta Tres Cantos. Al poco rato de estar corriendo (3 de la mañana hora local) y sin encontrar buenas sensaciones en las piernas decidí  apagar la linterna, continuar andando para ir disfrutando de la ruta nocturna que para mi era una sensación nueva donde me acompañaba en todo momento la luna a lo lejos que hacia que iluminaba parte del camino y un cielo estrellado que lo hacia mucho mas agradable( hay que decir que algunos baches no los vi y casi me caigo una de las veces por querer disfrutar del recorrido con la linterna apagada). Al poco rato llegue al primer avituallamiento que era de líquido donde pude hidratarme y continuar. Cerca del Km. 82 continúe corriendo atravesando por el puente la carretera de colmenar, para que poco después volver a pasar por encima de la carretera entrando a Tres Cantos.

La mayoría de la gente que adelante en ese tramo corriendo llevaban un ritmo bueno andando por que muchos hacían los 100 Km. completos, un ejemplo enorme de superación personal y pasión por el deporte y el contacto con la naturaleza.

Cerca  de las 5 menos cuarto llegue a la mitad del recorrido al polideportivo Laura Oter de Tres Cantos, en el Km. 88, que ya lo podían poner mas cerca por que tuve que atravesar todo el pueblo hasta que llegue y cuando sientes que estas cerca de llegar a algo sin conocer el recorrido y ves que no llegas todavía aparece una fatiga producida por aspectos psicológicos mas que físicos.
Salí del avituallamiento haciendo una pequeña parada para llenar los niveles de glucogeno en los músculos (que técnico parezco jajaja) de barritas, ensalada de pasta y una buena cantidad de agua y sales minerales para afrontar lo que quedaba de prueba.
Sobre las 5 de la mañana Salí de Tres Cantos con 12 Km. por delante por recorrer y con una sensación distinta que en la de todo el recorrido, me estaba encontrando cada vez mejor físicamente y mentalmente.
Salí del pueblo con una buena dosis de animo y fuerzas para continuar adelante y al meterme otra vez en la oscuridad que se veía en plena naturaleza decidí continuar con el plan de apagar la linterna y continuar andando a un buen ritmo y disfrutando de aquella noche increíble que estaba viviendo, y llegue a la zona que mas me gusto.
Era cerca del Km. 92 y llegue a la Chopera, un lugar donde me conectaba especialmente conmigo mismo y donde abunda mucha vegetación y  arroyos que tuve que atravesar con cuidado (hay que decir que hay si me vi obligado a encender la linterna).
Pasado ese maravilloso lugar decidí apagar la linterna y seguir corriendo aunque ya estaba apareciendo la fatiga en las piernas por el Km. 94.    
Llegue a Colmenar Viejo cerca de las 6 de la mañana y recorriendo parte del pueblo pude llegar a las 6 y 20 de la mañana al polideportivo J.A. Samarach, donde terminaba corriendo después de una vuelta por la pista de atletismo y recibiéndome con aplausos, gente de la organización, al lugar donde finalizaba la marcha de los 100km y poniendo el sello de todo el trabajo que se había echo por parte de todos los miembros del grupo.
Buen trabajo a todos.