jueves, 21 de julio de 2011

ACUATLÓN DE MADRID 28/05/2011 por Cesar.



Ultrafondista
Tiempo
Clasificación General
Calcificación Categoría
Isma


Cesar
-
ABANDONO
-
Emilio
-
ABANDONO
-


Qué decir del acuathlón de la Casa de Campo... pues empezaré diciendo que durante toda esa semana estaba nervioso y acojonado... 600 metros nadando "ES UNA PASADA", decíamos todos. Así que: a entrenar en la piscina todos los días. El jueves ya empezaba a ver aceptables resultados pero sabía que aun era insuficiente...

            Allí nos presentamos el sábado por la mañana, eran las 10:15 cuando recogimos el dorsal y a las 10:40 ya estábamos cambiados y preparados para la acción; unas fotitos por aquí, otras por allá y finalmente a las 11:30 ya estábamos en la linea de salida: Isma, Emilio y yo (César) con los nervios típicos de un gran evento. 
            Cuando dieron la salida, Isma se desmarcó de nosotros como era normal y tiró fuerte en un grupillo de cinco. Después, a unos metros íbamos Emilio y yo, con un ritmo bastante alegre para nuestras fuerzas. Luego, al doblar la curva de 180º yo me dejé caer un poco pensando que era mejor ahorrar energías para la natación y Emilio siguió a ese mismo ritmo. Por delante seguía Isma con trote bestia, poco antes de pasar otra vez por la línea de salida vi que Emilio cedía unos metros y eso hizo que me animara, por lo que apreté un poco más. Pronto estaríamos a la par otra vez y así llegamos a la primera transición, Isma primero y, Emilio y yo entre los 15 primeros más o menos, aunque muy sofocados y temiendo lo peor en la natación... 
            Entonces nos tiramos al agua como lo hizo en los juegos olímpicos de Atenas 2004 Eric Moussambani, aquel guineano que, aunque entrenando como un animal, se lanzó al agua sin apenas saber nadar... Nosotros sí conocíamos la técnica, conocíamos bien las piscinas, pero no podíamos, no avanzábamos. En mi caso empecé aCroll, luego a braza, después a espalda, de vez en cuando otra brazada más... otra vez de espalda, miro a ver por donde voy, joder no avanzo una mierda! Me empezé a agobiar y volví a nadar de espaldas, esta vez sin brazos, me dí la vuelta y otra brazada... ya no supe que hacer y me preguntaron los bomberos desde la zodiak que si me encontraba bien o me quería subir a bordo, les dije que no!, que seguiría, continué, y  di otra brazada de Croll , pero me paré y no pude más, estaba exhausto. Me rendí, les llamé y les dije que me subía, que para mí el acuathlón había terminado. Al retirarme me di cuenta que uno de los brazos me dolía muchísimo. Desde la zodiak de los bomberos la carrera se veía distinta, al minuto de estar arriba oímos unas voces y quién es? de quién se trata? Bingo! era Emilio. El tío había roto con todas las esperanzas que había puesto en él para ganar a Isma y arañarle unos puntillos, así que él también se retiraba. Estaba claro, nos habíamos pasado en la carrera a pie y lo pagamos en la natación. 
            Al llegar a la orilla estaban Manu, Luis, Isma e Irene descojonandose de la risa a costa del rescate de los bomberos. Isma terminó como pudo la natación pero en bastantes mejores condiciones que nosotros y luego en la carrera posterior volvió a demostrar que era el mejor... al final finalizó en octava o novena posición. 
            Ya habíamos terminado o eso pensábamos... No podía pasarnos nada peor, pero nos equivocamos... y al llegar donde teníamos el coche aparcado, a escasos metros de donde estábamos nos dimos cuenta que mientras estábamos pasándolo bien.. (y mal, sufriendo), divirtiéndonos, algún desgraciado!, parásito!, gitano, desecho social, hijo de la gran puta, se estaba aprovechando de nuestro despiste y robándonos todo y digo TODO lo que habíamos dejado en el coche. Para olvidar...